La maleta del hospital

In: Baby Boom

On: 8 agosto, 2016

Está claro que este no es el primer post que se escribe sobre el tema, ni será el último… Es algo an habitual, lógico y rutinario, pero que no se porqué razón, se vuelve un ritual cuando las embarazadas nos planteamos este momento. Yo de hecho he leído varios post sobre el tema a pesar de tener la experiencia del primer parto.

Hoy empezamos la semana 37 y he de reconocer que tengo nuestras maletas listas desde la semana 34 aproximadamente. Juan nació en la semana 36 y eso me hace imaginar que Jaime también va a adelantarse a su fecha prevista, por eso lo de tenerlas listas con tiempo. Aunque, de momento, parece que no va a ser tan “ligero” como su hermano…

Foto 8-7-16 12 41 03

La bolsa es de Zara Home, de cuando nació Juan.

En realidad, la lista de lo que hay que meter es sencilla aunque puede variar un poco si el parto va a ser en la Seguridad Social o en un Hospital Privado, como es mi caso.

1) Pañales.

Foto 8-7-16 12 43 33Lo cierto es que no son algo imprescindible que haya que llevar porque en las clínicas privadas también nos los facilitan. Pero soy así de intensa y me gusta meter algunos, por si acaso…

He comprado Dodot Sensitive para los primeros días, aunque os reconozco que después usaré los mismos que con Juan: Mercadona o Lidl, que me han dado un resultado genial.

2) Bolsa de aseo.-

Foto 8-7-16 12 47 00

 

En su bolsa de aseo llevo lo básico para varios días, tampoco hace falta mucho más.

Lo bañan en el hospital, por lo que no es necesario llevar gel. Yo llevo solo su peine, crema para los cambios del pañal y colonia.

Y al igual que con Juan, los productos son de Mustela que me gustan mucho.

 

3) Arrullos.

Foto 8-7-16 12 49 59Esto de que sea agosto me tiene más liada que si fuera pleno invierno. Algo fino hay que llevar ya que además cuento con que el aire acondicionado va a estar puesto en el hospital. Una muselina de las grandes creo que vendrá perfecta para eso.

Y (por si acaso de nuevo...) llevo una mantita de hilo fina.

 

 4) Ropita.-

Por un lado, llevo en una bolsita aparte la ropa que hay que bajar al paritorio para que el papi no tenga que buscar ni preparar nada llegado el momento: gorrito, manoplas, y camiseta cruzada tipo body. No llevo polainas ya que, en las primeras horas le ponen una vacuna en la pierna y además, recomiendan el contacto piel con piel por lo que ni siquiera tengo claro que le vayan a poner la parte de arriba.

En cuanto a los pijamitas, los llevo de mangas largas y de dos piezas, pero muy finitos. Con Juan tuve la experiencia de que los de dos piezas son más cómodos para los cambios de pañal y para curar el ombligo. La marca Babidu me encanta y dan un resultado genial.

Aparte llevo bodys de mangas cortas, por si hiciera calor para los pijamas y hasta alguno de tirantas (otro por si acaso 😉).

ropita

 Mención aparte (y sin fotos porque suelen ser “menos monas”) merecen las maletas para las mamis. Por si os sirve, yo llevo:

– 2 camisones de botones, por el tema de la lactancia.

– Una bata fina.

– Zapatillas.

– 2 sujetadores de lactancia.

Braguitas. No me gustan las desechables, que son las que recomiendan mucha gente. Lo que hago es comprarme braguitas de algodón, más comodas y grandes (y podemos decirlo: feas) y las tiro una vez que pasan estos días.

Bolsa de aseo. Aunque allí me dan una pequeña con lo esencial, prefiero llevarme mis cositas con  kit de maquillaje básico incluido para la hora de salir, que siempre viene muy bien.

Extras: llevo discos de lactancia, compresas tocológicas y Purelan para el pecho, por si acaso…

Ya está todo listo, ahora solo queda esperar a que llegue el momento. ¡¡Feliz semana!!

0 comments

Leave A Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>