I love Porto

In: Mis Escapadas

On: 26 octubre, 2018

Este verano teníamos un objetivo claro : disfrutar los 4 de unas buenas vacaciones juntos. No es que fuera nuestro primero verano de 4 (el año pasado Jaime ya tenía casi un año) pero la escapada del verano de 2017 no salió tan bien como esperamos… Acabamos con alerta naranja en una casa en primera línea playa en Almería.

Así que este año había que resarcirse, hacer un buen plan que pudiera adaptarse a los niños a la vez que lo disfrutáramos también nosotros 2 y que, además, fuera un destino nuevo para todos. Y, después de varias vueltas, nos decidimos por Oporto. Conocemos Portugal bastante bien y siempre nos parece una buena opción, pero nos faltaba tachar Oporto de la lista y nos pareció la mejor opción: 8 días en un apartamento para descubrir la ciudad y alrededores.

Os resumo algunos sitios y actividades que hicimos nosotros y que pueden ser una buena opción para todos los que os estáis planteando visitar Oporto.

1. Teleférico (o teleréfico según Juan) de Gaia.-  

Lo hicimos la primera tarde, nada más llegar. Nos parecía una buena opción para ubicarnos y dejarnos impresionar por las maravillosas vistas de Oporto desde las alturas. Nosotros cogimos billete de ida y vuelta, pero hicimos una agradable parada en un parque junto al Duero para merendar y seguir disfrutando de las vistas a la vez que los niños jugaban.

_DSC0062_DSC0085

2. Jardines del Palacio de Cristal y Torre de los Clérigos.- 

Me parecieron dos sitios espectaculares y con muchas opciones para los niños. Los jardines tienen unas vistas excelentes del Duero. ¡¡Y las letras de “Porto” son estupendas para haceros fotos de recuerdo!! Sobre la Torre, la disfrutamos desde abajo, en un jardín en el que los niños estuvieron correteando y comiendo un helado.

Por esta zona, podréis además disfrutar de la famosa Librería Lello, en la”supuestamente” se inspiró la autora de Harry Potter. 

WhatsApp Image 2018-08-07 at 22.16.30_DSC0164_DSC014986ed71bc-3148-4a89-990b-968ddfd52f91

 

 

3. Parque Biológico de Gaia.- 

No me podía imaginar que este plan nos iba a gustar tanto y que íbamos a poder disfrutar así de la naturaleza, en familia y por muy poco dinero. Lo recomiendo (y mucho), no sólo si visitas Oporto con niños, sino para todos los amantes de la naturaleza. Eso sí, el recorrido completo son unos cuantos kilómetros, así que hay que ir bien preparado.

_DSC0214 _DSC0245_DSC0194

4. Aveiro en tren.- 

Me hacía especial ilusión conocer este famoso pueblo, de canales y moliceiros. Para evitar el problema del aparcamiento y para que los niños disfrutaran de un viaje en tren y de la maravillosa estación de trenes de Oporto, nos decidimos por este medio.

_DSC032991af4100-4fce-4940-b828-4f1c8356a7b1 _DSC0342

5. Playa.- 

No sé si vuestros hijos son acuáticos, pero los míos si y la playa era uno de los planes elegidos por Juan en este viaje. Y a pesar de lo fría que estaba, él fue el único de la familia que se animó a bañarse en la Playa de Matosinhos.

33916098-2718-40e6-8b3b-12a446420bab

6. El duero y sus rabelos.- 

Pasear por el Duero era otro de los planes que no podíamos dejar de hacer. Ver la ribera, las casas de colores y los maravillosos puentes fue una experiencia maravillosa para los 4.

_DSC035362be05d8-e135-4204-99c9-2c52400a74b3

7. Mercado del Buen Suceso.- 

Siempre comemos bien en Portugal, ya sean sitios recomendados o bien a la aventura. De Oporto, y aunque no está en el centro, nos gustó mucho el Mercado del Buen Suceso. Es el típico mercado que ahora está lleno de puestos con platos típicos, marisco rico y muchos postres y helados. Además, en verano y los fines de semana, cuenta con música en directo. Nos pareció muy cómodo disfrutar de una mariscada para 2 mientras los niños cenaban pizzas.

903fc651-d288-418f-85c0-82fe6536d62cb0c6f8bb-9a7f-4535-b107-3497b04b360e

Los dos últimos días de nuestra “escapada portuguesa” los dedicamos al relax total, que tras 8 días pateando Oporto y subiendo cuestas, tocaba reponer fuerzas. Nos alojamos en el Vila Galé de Sintra, un hotel muy cómodo, de habitaciones grandes y preparadas para viajar en familia. Pero lo mejor es que contaba con un maravilloso spa y actividades dedicadas para los niños. Y, por supuesto, estando tan cerca, no podíamos dejar de acercarnos a Belem y disfrutar de sus pasteles de nata.

935b668a-ce18-49cc-b128-a22c449d3c5b

Ha sido un viaje estupendo, en el que hemos tenido tiempo para todo y hemos intentando ir al ritmo que marcaban los niños, sin presiones ni prisas. Además, en eso consisten las vacaciones, ¿no? En no hacer tantos planes y dejarse llevar… 

¡Ya estamos pensando en la próxima escapada!

0 comments

Leave A Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>