Duérmete niño: mi experiencia

In: Baby Boom

On: 2 febrero, 2018

Sé que el tema de este post puede traer comentarios de todo tipo, al igual que pasa siempre cuando hablamos de todo lo relacionado con la maternidad. Todas las teorías tienen su seguidores y sus detractores, pero está claro que cada uno es libre de escoger cómo hace las cosas y valorar después el resultado. Y este es mi caso.

Cada niño es un mundo y Jaime no tiene nada que ver con su hermano mayor, que desde los 4 meses dormía solo y del tirón todas las noches. Con casi año y medio y a raíz de un virus que cogió a principios de noviembre, han aparecido los despertares nocturnos y nosotros (sus padres) por el cansancio y la comodidad (lo reconozco), hemos caído en la (mala)costumbre de volverlo a dormir en brazos o metiéndolo en nuestra cama cuando ya no podemos más. Además el peque tiene algunas manías que también eran bastante “esclavas” a la hora de dormir como la de hacerte cosquillas en el brazo o darte la mano mientras va quedándose dormido.

Siendo conscientes de que ya puede y debe dormirse solo y del tirón (porque además lo ha hecho anteriormente) opté por reeducar el hábito del sueño con el conocido método de “Duérmete niño”.

9788490328620

 

Lo cierto es que nos ha ido genial, pero también he de decir que Jaime nos lo ha puesto fácil. No ha sido el típico niño que se lleva horas llorando hasta que se duerme o que vomita del berrinche y no te queda otra que cogerlo. Hemos tenido alguna noche de más minutos de llanto, pero lo cierto es que a la tercera noche, ya ha dormido del tirón y si se ha despertado, ha vuelto a coger el sueño por sí solo.

¡Espero que sea una rutina adquirida y no un hecho aislado!

¿Y vosotr@s? ¿Dificultades con vuestros hij@s a la hora de dormir?

¡¡Se aceptan comentarios y consejos!!

8 comments

Responder Alicia Bejarano
2 febrero, 2018

Con Mi hijo mayor también probé este método… estuve tres noches que lloraba tanto que creí que los vecinos me iban ha echar del bloque pero al final lo conseguí!! Y hoy en día Estoy muy feliz de haberlo hecho

Bea
Responder Bea
5 febrero, 2018

La verdad es que al principio cuesta, pero es cierto que los llantos son exactamente para eso: para que cambiemos de opinión y flaqueemos en el intento… ¡Hay que ser fuertes!
Un besoooo

Responder Candy
2 febrero, 2018

Di que sí, cada niño es un mundo y aunque yo no soy mamá, cada maestrillo tiene su librillo y no se puede criticar tanto, que hoy está a la orden del día la critica abusiva. Me alegro por Jaime y, todavía más, por sus papis

Bea
Responder Bea
5 febrero, 2018

¡¡GRACIAS!!

Responder Nerea
2 febrero, 2018

Amiga yo lo hice con Leire y me fue genial.los primeros días lloraba pero al tercer día empezó a dormirse sola y hoy lo sigue haciendo aunque con una lucecita encendida, ahora está en la fase de los miedos….

Bea
Responder Bea
5 febrero, 2018

Claro que sí, hay que ponerse pero una vez que cogen el ritmo, es una alegría. Y todos descansamos mejor. ¡¡Gracias por comentar!!

Responder reyes
4 febrero, 2018

yo lo seguí con mis 3 hijos y es lo mejor que he hecho…y con los primeros lo hice al mes y medio de nacer!!! aprendieron que la noche es para domir y a medida que han ido creciendo ellos sólos se han levantado a hacer pis, a beber agua…lo normal, de toda la vida que han hecho nuestras madres y que yo sepa, no nos ha ocasionado ningún trauma.

Bea
Responder Bea
5 febrero, 2018

Gracias por responder!! Eso digo yo, las cosas que se hacen con sensatez y lógica tienen que dar buenos resultados!!
Besitos!

Leave A Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>